lunes, 27 de junio de 2016

CRÓNICA GASTRONÓMICA DE LA MAGNA MARIANA DE AYAMONTE

papas arrugás
 Terminando de pasar el último de los pasos de la Magna de Ayamonte. Buscamos un lugar donde cenar. Todo estaba lleno y pasamos por el callejón de la plumas, un asador cercano a la plaza del ayuntamiento. Los veladores callejeros iban creciendo conforme iban pasando los últimos músicos de la banda que acompañaba a la Virgen de las Angustias, patrona de la localidad y paso que cerraba el cortejo de la Magna. El olor nos atrajo y encima había televisión lo que poder echar un ojo a la prórroga del Croacia-Portugal fue un valor añadido.
El único problema fue que todos tuvimos la misma idea y las comandas pasaron del cero al infinito en nada.
A pesar de todo la espera tuvo recompensa y las papas arrugás, el atún encebollado, las croquetas de pulpo, el morrillo de atún al carbón, el solomillo y el entrecot de buey, acompañados de @cruzcampo helada nos dieron un glorioso intermedio gastronómico para ver los pasos de vuelta. Los tiempos de la experiencia gastrónomica restaron el placer, habrá que repetir cualquier día normal que no pasen 10 pasos con sus cortejos por la puerta.

atún encebollado
croquetas de pulpo


morrillo de atún al carbón

solomillo al carbón

el entrecot de Buey

3 comentarios:

  1. Señor Carrasco, usted nunca morirá de hambre!!

    ResponderEliminar
  2. estos michelines hay q cuidarlos que si no se vienen abajo jijijiji

    ResponderEliminar